webinar disponible

Cómo elegir DPO para tu empresa

Conoce las diferentes opciones para poder tener un DPO que se adapte a tus necesidades

El DPO (Delegado de Protección de Datos) es la persona encargada de garantizar que los datos personales con los que se trata en una empresa o institución están protegidos. Muchas personas se preguntan si tener un DPO es obligatorio, y efectivamente, hay algunos casos en los que el RGPD obliga a tener designado a un DPO.

 

En este webinar, vamos a explicar detalladamente en qué casos una empresa tiene que tener un DPO y diferentes posibilidades que puedes encontrar.

¿Qué temas vamos a tratar?

Apúntate gratis

Ponentes

Eva Estévez

DPO y especialista en protección de datos

Abogada colegiada en el ICAB, especializada en derecho de nuevas tecnologías, privacidad y seguridad de la información. Grado en Derecho y Máster en Acceso a la Abogacía (Universitat de Barcelona). Cuenta con una gran experiencia asesorando a empresas nacionales e internacionales en el ámbito de la protección de datos y ha ayudado a numerosas empresas como DPO externa en Pridatect.

Andrea González

ASESORA LEGAL, ESPECIALISTA EN PROTECCIÓN DE DATOS

Amplia experiencia en el asesoramiento sobre protección de datos, comercio electrónico y derecho de nuevas tecnologías . Grado en Derecho, Postgrado en Derecho Privado Europeo y Máster de Acceso a la Abogacía en la Universitat de Barcelona. Asociada de APEP (Asociación de Profesionales de Privacidad de España). Ha ayudado a numerosas empresas, tanto nacionales como internacionales, en la creación de programas de cumplimiento de la normativa y revisando su compliance en protección de datos.

Preguntas frecuentes

Cuando se tratan datos a gran escala es necesario contar con un DPO, y se consideraría gran escala en función del número de afectados o del porcentaje de afectados, lo que haría que, si por ejemplo, tenemos una población muy pequeña, pero se están tratando datos del 90% de los afectados, sí podría considerarse un tratamiento a gran escala.

Un experto en aspectos más tecnológicos o CTO, formado en seguridad de la información y que pueda estar al mismo nivel en el organigrama que el órgano de dirección no tendría que tener ningún problema el efectuar su papel como DPO, siempre que no exista ningún conflicto de intereses. De todas formas, no hay que olvidar que puede tener mucha formación a nivel tecnológico pero no a nivel legal El DPO siempre tiene que tener conocimientos legales relacionados con protección de datos.

Sí, el DPO puede ser tanto una persona física como una persona jurídica.

Este caso supone una excepción, se considera un profesional individual aunque tenga a alguien contratado para ejercer otras actividades, por lo que no estaría obligado a tener a un DPO.  Si fuese una clínica multidisciplinar en la que hubiese varios profesionales, sí.